Era un veintisiete de enero de 2017. Las puertas se abrieron a las 9:30 de la mañana y entramos con paso decidido al instituto porque aquel no era un día como los demás, era… ¡San Juan Bosco! Como todos sabéis San Juan Bosco es el patrón de las causas perdidas, y de nuestro instituto (¿Estarán intentando decirnos algo?). Según el calendario, San Juan Bosco se celebra el 30 de enero pero, debido a que la festividad del santo caía lunes, lo adelantaron al viernes 27 terminando así la semana con buen sabor de boca. Es costumbre en nuestro instituto organizar actividades y talleres desde los distintos departamentos. Esto se traduce en un día especial en el que podemos apreciar desde otra perspectiva más creativa las distintas aristas del conocimiento que estudiamos cada día. Así transcurrió la jornada:

EL CHOCOLATE

La primera actividad del día fue el delicioso desayuno que incluía  chocolatada y bollos caseros, cortesía del AMPA del instituto. La cola para servirse el chocolate con su bollo correspondiente era interminable, pero merecía la pena. Además, los incansables Juan y Begoña trabajaron muy duro para que todo el mundo pudiera disfrutar de su desayuno. Aquí os dejamos una fotografía de nuestro amable cantinero y otra de nuestra reportera Julia disfrutando de su chocolate (qué dura es la vida del periodista).

 

 

LOS TALLERES

Eran tantos los talleres propuestos que pedimos disculpas por adelantado si no profundizamos en algunos. Primero hablaremos sobre el más veterano, el abuelo entre los talleres: el karaoke. Este taller es organizado desde hace más de cinco años por el departamento de música. Tiene tanto éxito cada año que el profesor encargado, Javi, siempre confía en él para celebrar San Juan Bosco mediante la música. El taller no solo consiste en cantar sino que además los participantes concursan en una amistosa pero intensa batalla. Nuestra dicharachera reportera Julia cantó Smile por un positivo en latín. ¡Lo que se hace por un positivo! Una vez que se cierra el casting el karaoke queda disponible para todo aquel que quiera echarse unas risas.

Un taller que cada año se perfecciona más y  adquiere más glamour es el  Zumba, ¿os fijasteis en lo conjuntadas y a la moda que iban las monitoras? Es la actividad del día con más participantes y su éxito es debido, en parte, a que sepas o no bailar, la danza desde tiempos inmemoriales siempre ha tenido un fuerte poder de atracción sobre las personas pues es un modo de divertirse para el que solo hace falta ser atrevido. Felicidades a todos aquellos que salisteis a bailar sin complejos, y a todos los que no lo hicieron por vergüenza les animamos desde Grisolía y punto a participar el año que viene. Porque la vergüenza era verde y se la comió un burro.

Los profesores de ciencias este año se han superado: Experiencias de laboratorio, así se llamaba el taller propuesto. Como bien indica el nombre de la actividad, consistía en la elaboración y observación de experimentos científicos. Eran dos los experimentos elegidos por los profesores. El primero consistía en ver la reacción del hidrógeno con el amoniaco y el segundo trataba de convertir el color cobrizo de los céntimos en plata.

Otros talleres que siempre atraen a mucha gente son el taller de videojuegos, el de juegos matemáticos y el de los imanes. Jorge es el profesor encargado del primer taller nombrado y cada año se preocupa  por buscar los más divertidos y exóticos videojuegos. Sin ir más lejos este año ha traído una máquina de pinball y el Street Fighter V. El taller de juegos matemáticos  es un clásico. Lo organizan los profesores del departamento de matemáticas, que este año eran Eduardo y Encarna. Allí la gente puede jugar al ajedrez, al parchís, las damas… El taller de imanes es la propuesta de los profesores de Geografía e Historia. Cada año triunfa, ¿ qué tendrán los imanes que atraen tanto? Aunque este año estaba dirigido solo a alumnos del primer ciclo.

El taller de relajación organizado por el departamento de administración, el de hacer tu propio reloj organizado por las profesoras Concha, Eva y Mercedes, el Gran Dictat organizado por los profesores de valenciano fueron otras de las actividades del día.

¡Candem! Definitivamente el departamento de inglés se ha superado. Nos maravillaron con las rastas de Óscar y las mechas de colores de Mercedes, Esperanza y Cruz. El mercadillo fue todo un éxito y se debe en gran parte a la originalidad con la que se realizó y al cariño que emplearon estos cuatro profesores para recaudar dinero para el viaje a Londres que acaban de realizar muchos de nuestros compañeros.

Para dar la última pincelada a esta divertida y colorida jornada: los increíbles, espectaculares, estratosféricos, insuperables, chicles de menta con chocolate… ¡THE MACHINES! Con Álvaro , Ángela- y la profesora Inma Manresa al micrófono; Magín al cajón; a la guitarra, el profesor Álvaro- y Paula-; Amaya Sanchis Ballester al teclado y el profesor Javi tras bastidores. Éste peculiar grupo amenizó la velada con grandes éxitos nacionales e internacionales como lo son: Sin ti no soy nada, de Amaral; Human, de The Pretenders; Dulce condena, de Los Roríguez; Locked Out Of Heaven, de Bruno Mars, Starman de David Bowie, No puedo vivir sin ti de Los Ronaldos y Here comes the sun de los eternos Beatles.

Reflexionemos: baile, música en directo, karaoke, arte, originales manualidades, candem, chocolate y mona, clásicos del mundo del videojuego, amigos, risas… ¿Qué conclusión sacamos? Un día genial que cada año alumnos y profesores intentan superar. Supongo que habrá infinidad de opiniones y versiones sobre este día, pero las dos reporteras que aquí hablan os pueden decir que han disfrutado este San Juan Bosco a lo grande investigando y observando como buen periodista para dejar constancia de este día por siempre jamás y que comáis perdices y seáis felices cada vez que vosotros queridos lectores y compañeros lo leáis. Y colorín colorado este reportaje se ha acabado.

Julias:  reporteras a la caza de exclusivas